iA


De la ira

by admin

Adrián Gaitán
Ana María Millán
Alex Rodríguez
Giovanni Vargas

El grupo de trabajo conformado por Camilo Aguilera, Yolanda Chois, Marcela Cuartas y Carlos Dussán.

Con la participación especial de los escritores:
Alejandro Martín Maldonado
Catalina Vargas Tovar

De la ira es un experimento editorial para las Becas Locales de Creación (BLOC) que recopila cinco proyectos de una selección de artistas e investigadores de las artes visuales, la literatura y la crítica cultural. La idea de generar un espacio editorial en Cali que reuniera trabajos recientes de artistas surgió a partir de una observación detenida de la situación actual de las artes visuales en la ciudad, en donde hay una evidente escasez de plataformas que convoquen y pongan en circulación sus reflexiones y trabajos. Como estrategia complementaria a esta iniciativa se convocaron también a investigadores y escritores cuya relación con lo visual resulta pertinente para ampliar la recepción de este fragmento de la producción artística de la cual, en definitiva, podemos observar que su relación con la ciudad influye en sus formas y contenidos.
Los invitados a participar han sido seleccionados bajo un criterio de calidad entendido desde lo editorial como un diálogo entre las maneras como ha circulado el cuerpo de trabajo en el contexto, la relevancia del contenido y el tono y la fluidez formal.

En un segundo orden, se consideraron aspectos más especulativos e imprecisos como el aspecto generacional de los autores invitados (nacidos entre 1972 y 1982) y el carácter fragmentario (pero latente) de la experiencia de cada autor con la ciudad de Cali.

Giovanni Vargas ha realizado Cristal, una serie de 15 dibujos a lápiz sobre papel. Líneas muy tenues configuran sutiles acercamientos a solares, ventanas y plantas de una arquitectura de vivienda que parece no tener lugar de origen. La arquitectura moderna aspiraba a proporcionar una experiencia “correcta”, génerica, que no tuviera distinciones que respondieran directamente a la geografía o la cultura. En este inventario de fragmentos de formas orgánicas e inorgánicas de vida se advierten habitantes que tal vez jamás existieron; la serie conforma un nuevo terreno antes no disponible, un nuevo barrio y una cultura que podemos velar o recorrer reflexiva y alegremente en ese estado de ensoñación monocroma que proporciona el grafito arrastrado por el trazo liviano de Giovanni.

Ana María Millán ha desempolvado unos documentos asociados a la posesión de tierras en la región y a la explotación de un precioso mineral. La artista se encuentra construyendo una narrativa con diferentes fuentes que entrelazan historias personales con historias colectivas. Ana ha titulado su proyecto Scanners (o doblando oro), un título que refiere a la tecnología de la consecución de sus imágenes así como a una película de horror de los tempranos años ochenta; además de aludir al origen de la situación histórica que generó los documentos.

Adrián Gaitán desarrolla su interés por reutilizar materiales que ya han tenido uso y que sufren un subsecuente desgaste; en su trabajo, la mezcla, la fascinación por lo descartado y lo que con frecuencia es considerado desperdicio, tiene no obstante, una economía y una textura comunicantes. Para este proyecto, Adrián ha planteado utilizar como soporte hojas de papel previamente impresas y piensa abordar la impresión como un proceso que no está necesariamente limitado a la máquina de impresión, asumiendo él mismo las tareas de reproducción ofrecidas por la industria editorial. Su trabajo se imprime con una paradoja de producción y circulación que parece no tener resolución.

Alex Rodríguez se encuentra inmerso en una investigación plástica alrededor de un elemento que hace parte de la cadena de producción y comercialización de una fuerte sustancia prohibida por la ley. Según Morris, su colaborador para este proyecto, ‘piolín’ es el nombre que los vendedores le dan al papel utilizado para empacar un cigarrillo de bazuco. El origen del papel y los patrones con los que está impreso son inciertos: un grupo de impresores clandestinos diseña e imprime estos papeles que jamás se encontrarían en la papelería de la esquina.

Camilo Aguilera, Yolanda Chois, Diana Cuartas y Carlos Dussán fueron invitados para desarrollar una contribución especial para De la ira. Este grupo interdisciplinario conformado por un artista, un diseñador y dos comunicadores sociales fue convocado para desarrollar una nueva cartografía de la ciudad de Cali. En un formato de trabajo que plantea reuniones semanales, un proceso cercano al taller de creación, este grupo interdisciplinario decidió tejer una trama alrededor de cuatro puntos cardinales de la ciudad cuya historia parece haber caído en el olvido después de la construcción reciente de las estaciones del sistema de transporte público para la ciudad. Una arqueología visual de una zona del centro se proyecta a tráves de la concentradas conversaciones y experimentales yuxtaposiciones propuestas por el grupo.

Los trabajos compilados serán publicados en una edición limitada de trescientos ejemplares.

Este proyecto será presentado el 12 de noviembre de 2010 en el marco de la apertura de las Becas Locales de Creación BLOC.